MIL FEDERICOS de Mariana Mazover
Inicio:
18/02/2018
Duración:
60 minutos.
Domingo 21:00 hs.
General: $ 250
Estudiantes/Jubilados (Presentando acreditación): $ 180
No se permite el acceso a la sala una vez comenzada la función.

SINOPSIS:

Un actor clavado en el tiempo ensaya textos que podrían ser de Mariana Pineda. Hay un músico en escena. Así empieza. Después, cartas, poemas rotos, alocuciones radiales y papeles sueltos arman el juego.

Mil Federicos es, ante todo un procedimiento: desdoblamientos, superposición de planos narrativos, anclajes y des-anclajes del tiempo; estructura en abismo, pesadilla y sueño; caleidoscopio del que brotan mil versiones, entre miles posibles, del poeta.


Miradas de la crítica:

Deslumbrante. Uno de los grandes espectáculos de la cartelera independiente. Admirable realización de Mariana Mazover con un actor excepcional. Admirable puesta en escena: pura poesía en el espacio. Podría decirse que Mariana Mazover escribió el texto con García Lorca y es verdad. Pocas veces he visto a un Lorca tan excepcional como el que compone Hernán Lewkowicz, parece que en cualquier momento levanta vuelo. Conmueve que alguien tan joven haya comprendido de manera tan profunda el drama de García Lorca.
Osvaldo Quiroga | Otra Trama | TV Pública


**** MUY BUENA **** |Belleza e inteligencia. Puro lenguaje escénico. No hay materias previsiblemente vinculadas con el estereotipo de lo poético y eso redobla la eficacia poética. Porque la poesía es ruptura del lenguaje, quiebre de lo que se espera y todo eso se construye en términos escénicos. Mucha belleza en el vestuario, los objetos, las palabras, la música y mucha inteligencia en la propuesta que, grata y duramente, sorprende.
Mónica Berman | Diario La Nación

 

Maravillosa. Mil Federicos coloca al espectador en un lugar muy creativo. No es el viejo modelo del teatro pedagógico. La obra trabaja con una estimulación del espectador para que cada uno construya su propia relación con García Lorca y con todo lo que está resonando. Podríamos hablar de lo que Jacques Ranciere llama “espectador emancipado”: es un espectador creativo, que no viene solamente a tomar el lugar de un alumno que recibe la transmisión de ese material, sino que es co-creador de la obra.
Jorge Dubatti


Dramaturgia y dirección:
Mariana Mazover 
Actúan:
Hernán Lewkowicz y Gastón Grinszpun 
Iluminación:
Félix Padrón 
Diseño de maquillaje:
Ana Pepe 
Diseño de vestuario:
Javier Laureiro 
Diseño de espacio y arte:
Félix Padrón 
Música original:
Gastón Grinszpun 
Diseño gráfico:
CHACO 
Asesoramiento coreográfico:
Manuela Estigarribia 
Asistencia de dramaturgia:
Alan Cabral 
Asistencia de dirección:
Manuela Estigarribia 
Fotografía:
Bruno Basile 
Producción:
MilFedes 
Dirección:
Mariana Mazover