TEATRO REGISTRADO EN VIDEO ONLINE: Cada día compartimos el registro en video de una obra nueva, siempre a las 19hs y completamente gratuita!
"LA SIRENA" escrita por Luis Loyola Cano de Dirección: Luis Loyola Cano.
Duración:
60 minutos.
Viernes 19:00 hs.
General: $
No se permite el acceso a la sala una vez comenzada la función.
SE COMPARTE ONLINE!
 
 Te invitamos a participar de esta obra y necesitamos tu ayuda para permitirnos ubicarte en partes determinadas de la platea: En una zona de la platea se ubicarán quienes se identifiquen como "varones" y en otra parte de la platea se ubicarán quienes de identifiquen como "mujeres". Si estás de acuerdo -esperamos y deseamos profundamente que lo estés- por favor, danos tu consentimiento.
Director:
Luis Loyola Cano 
Actriz:
Monina Bonelli 
Pianista en vivo:
Ana Foutel 
Escenografía y vestuario:
Rodrigo González Garillo 
Iluminación:
Julio A. López 
Música original:
Ana Foutel 
Pintura del telón:
Margarita López Doufour 
Sastrería:
Patricio Delgado 
Realización escenográfica:
Gustavo Di Sarro 
Fotografía:
Marcelo Zappoli 
Piezas gráficas:
Lucía Von Behance 
Producción:
Lourdes Solé Dolphyn 
Asistencia:
Lucas Sánchez 
Dramaturgia y dirección:
Luis Loyola Cano 
La Mirona Artistica
La sirena varada Por Valeria Arévalos Un bar perdido en la noche, música de un piano caprichoso que suena y se detiene cuando quiere, un pianista (Ana Foutel) despreocupado, casi que se arrastra hasta llegar al taburete y un manojo de partituras cae desparramándose por el piso. Parece no importarle. Está a punto de ingresar una clienta especial, una puta, una borracha, una sirena que canta penurias a cambio de un trago. El público será testigo de sus andanzas, ya sea desde el rol de confidente o desde el rol de marinero, la puesta así lo plantea. Uno elige de qué lado estar. Lo cierto es que el relato de este ser mitad monstruo mitad mujer será un monólogo doble sufriente y doloroso que desembocará en una crónica anunciada que sólo anticipa más dolor. Una Sherezade salida del mar con una sed insaciable.
[...............................................................................................]
FARSA MAG
Alcohol y desesperación. Putas y marineros. Una yunta tan vieja como el mundo mismo es el punto de partida de esta pequeña delicia que nos confronta con el mundo, el teatro y la concepción de género. Ella entra al bar para mendigar alcohol y los marineros acceden a dárselo a cambio de un cuento. Acostumbrada a pagar con su cuerpo, víctima de muchas violencias, cae en la trampa de pagar con su historia y empieza a hablar.
[...............................................................................................]
Puesta en escena
Las sirenas que vos mataís, gozan de alguna salud, la suficiente para narrar su historia y el desgarro carnal y existencial al que han sido sometidas. Notable puesta de Luis Cano y espléndida labor de Monina Bonelli en el Extranjero Teatro, los miércoles a las 20.30 Por Beatriz Vanella Aviso: Con el consentimiento del público se ubicarán en la platea los que se identifiquen como varones y en otro espacio las que se identifiquen como mujeres. Este hecho es ya una declaración de principios. El interlocutor será un destinatario que recibirá un mensaje cuya semántica y sentido varía según su género...
[...............................................................................................]
FANCINEMA
Una mujer interpelando al público
De una mujer sola, que aunque esté en “alegre” compañía, aunque tenga con quien dialogar, está en completa soledad, indefensa, su cuerpo expuesto, frágil, sin capacidad de protegerse. De eso trata La sirena...
[...............................................................................................]
Ámbar arte y cultura
Los miércoles a las 20:30, en El Extranjero, se presenta la obra La Sirena de Luis Cano, interesante propuesta para replantear la figura femenina desde un imaginario mitológico. Con un importante trabajo actoral de Monina Bonelli, atravesamos con el piano en escena escalas y sinfonías de esa voz acallada, representada en una mujer en la cual se encarnan diversas aristas...
[...............................................................................................]
Página 12
Como lo hiciera en piezas como Adela está cazando patos, Paraná Porá, Hundan el Belgrano o La leyenda de Lis Chi, donde se convirtiera –con camaleónica ductilidad y total entrega– en memorable robota o Hamlet de nordeste argentino, la actriz Monina Bonelli vuelve a sorprender con su más reciente interpretación: la de una prostituta de Ingeniero White en La Sirena, obra de Luis Cano que retoma la metáfora de la criatura mitológica. Con una vuelta de tuerca, dicho sea de paso, que permite reflexionar sobre estereotipos y demonización de género...
[...............................................................................................]
La Nación.com
Una vez más, un antiquísimo mito cobra vida -teatral, en la ocasión, ya que una sirena ha aterrizado en un bar portuario poblado de marineros (los espectadores) y de mujeres (las espectadoras) ubicados en distintos sectores de la platea, previo consentimiento. Y no es cuestión de perdérsela, dado que la mujer pez Nina irradia la emoción desgarradora que le confiere Monina Bonelli, intérprete al parecer sin límites, capaz de cruzar el umbral de la moderación y brindarse incondicionalmente a su personaje, con un instinto infalible, apelando así al compromiso activo del público.
[...............................................................................................]
Revista Ñ
Luis Cano siempre ha hecho valer cada una de las palabras que elige decir. Su relación con el lenguaje es conflictiva. Consciente de su insuficiencia, lo lleva hacia los bordes, se escapa del habla digestiva en pos de la belleza poética. Estos días, dos estrenos lo demuestran: Legión –primera obra del ciclo “Poesía argentina en escena” que arranca este fin de semana en el Teatro Cervantes– y La sirena. Oscura y seductora, a través de ella tira por la borda el mito fundante de la sirena como mujer-harpía fabricado por varones de los tiempos de La Odisea y lo transforma en su contrario
[...............................................................................................]